La lectura en voz alta y la escritura cotidiana para desarrollar habilidades comunicativas en Educación Básica

La lectura en voz alta y la escritura cotidiana para desarrollar habilidades comunicativas en Educación Básica

15 Marzo 2013 By In Pedagogía
Valora este artículo
(4 votos)

 escritura-en-voz-alta

Elizabeth Villalta
Docente tiempo completo
Universidad Pedagógica de El  Salvador

RESUMEN

Paso a paso la autora describe la aplicación de dos de las técnicas para el desarrollo de habilidades comunicativas;  enfoque con el cual  el Ministerio de Educación sugiere abordar los contenidos para la enseñanza aprendizaje de la lectura y escritura y que siguen vigentes en el nuevo modelo educativo.  El lector/a en su rol como estudiante o docente encontrará una guía práctica y muy didáctica útil para tan complejo tema en la Educación Básica.
 
ABSTRACT
Step by step the author describes the application of two techniques for the development of communicative skills; approach which the Board of Education suggests to approach contents for teaching and learning of reading and writing skills, and which are still valid in the new educational model. The reader in his role as student or teacher will find a practical and very didactic guide useful to such a complex topic in primary education.
 

INTRODUCCIÓN

En la publicación  anterior de esta revista, me referí a las estrategias y técnicas que el Programa de Fortalecimiento a la Educación Básica ha ofrecido a los docentes como herramientas para la enseñanza del lenguaje con un enfoque comunicativo.

En esta oportunidad me es grato compartir el desarrollo de dos de esas  técnicas fundamentando teóricamente su aplicación. La primera “Lectura en voz alta” para desarrollar habilidades de expresión y comprensión oral y la segunda “La escritura cotidiana” para desarrollar habilidades de expresión escrita.

¿Has  visto a niños entre los 3 a 6 años tomar un libro y a medida que pasan las páginas van construyendo, imaginando y recreando una historia sólo basándose en las imágenes, asumiendo que están leyendo? ¿Cuál es la actitud del maestro o maestra de estos niños ante lo que para ellos  o ellas es leer? Seguramente has observado que el maestro llama al padre o madre de familia y le dice:”su hijo no puede leer él sólo inventa la lección basándose en los dibujos  -Cuando cambio el dibujo y escribo la misma frase él piensa que dice algo relacionado con el dibujo o la imagen” Esta actitud de los maestros es un grave error en el sentido que el niño no decodifica lo que está escrito pero sí esta leyendo ¿Cómo? Lo que ocurre es que existe una etapa de la lectoescritura que se llama “emergente inicial y es un proceso que tiene dos momentos distintos: en el emergente se tiene conceptos básicos no convencionales del lenguaje impreso, remitiéndonos al caso anterior que los niños se basan en dibujos para leer es a lo que se le conoce como lectura por contexto, es decir, el niño sí está leyendo pero lo hace por contexto, es un lector emergente no convencional. En el lector   inicial las habilidades se acercan más al proceso convencional o a la decodificación.

En la asignatura  III “Lectoescritura Emergente Inicial” de este programa, se hace la siguiente pregunta: ¿Sabías  que la comprensión oral viene antes que la comprensión lectora  y que ésta es  fomentada por la lectura en voz alta? Así mismo se presentan varios argumentos que justifican  la práctica de la lectura en voz alta. En tres ideas principales tenemos:

  1. Se debe leer   en voz alta por las mismas razones que le hablamos a los niños, para confortar, entretener, informar o explicar, fomentar la curiosidad, e inspirar pero con la lectura en voz alta también estamos acostumbrando a los niños a asociar la lectura con el placer, construyendo conocimientos previos y algo muy pero muy importante proveyendo modelaje de la lectura.
  2. Para los niños a quienes   no se les lee en casa, su primera experiencia con la lectura es la escuela, es en ese momento que podemos decir que entra en una especie de negocio con la lectura- sonido por sonido, sílaba por sílaba, palabra por palabra. El peligro es que al no tener nada con que comparar ese proceso, el niño comienza a pensar que ESO es la lectura: planas, silabario, exámenes y  sin ningún nexo con el hecho de experimentar el placer de la lectura; entonces hemos logrado enseñarle a los niños cómo leer pero se nos ha olvidado enseñarles a querer leer.
  3. Cuando el maestro o maestra lee en voz alta está demostrando que es importante e interesante leer; usando la voz como instrumento se puede comunicar alegría, drama, humor, entusiasmo. La lectura en voz alta promueve las cuatro características de la lectoescritura emergente: Construye familiaridad con los libros,  fortalece el concepto de la letra impresa, la estructura de la lengua y demuestra la relación entre palabras y sonidos.

La lectura en voz alta es entonces una técnica específica para esta etapa de lectoescritura emergente que facilitará el aprendizaje de la lectoescritura convencional. Quiere decir además  que leer en voz alta como técnica para desarrollar habilidades comunicativas,  implica todo un proceso sistematizado y ordenado del cual el maestro debe tener conocimiento y luego apropiarse   a medida que lo lleva a la práctica y,  que seguramente irá mejorando hasta hacerlo de manera natural y espontánea.  El proceso es el siguiente:

1. Selecciona un texto de preferencia narrativo, puede ser  un cuento, leyenda, anécdota, parábola, fábula u otro de estos subgéneros, pero debe ser atractivo y ameno.

2. Como docente, debes leerlo varias veces previo a la lectura con los niños y niñas hasta conocer bien el contenido del mismo; esto hará evitar equivocaciones, hacer buen uso de signos de puntuación, entonación y leerlo con fluidez.

3. Después de haber repasado o ensayado la lectura selecciona tres o cuatro palabras de la historia, escríbelas en  tiras de cartulina y tenlas listas para el momento que hagas la lectura

4. Ya con los estudiantes  el día que has planificado hacer la lectura en voz alta, comienza por pedir a algunos de ellos que pasen a ubicar  las palabras en la pizarra o  rotafolio, luego pregúntales si saben lo que dicen esas palabras; posiblemente no sabrán o algunos sí,  tú puedes provocar que los niños se ayuden mutuamente si percibes que algunos saben sólo en parte lo que dice en la palabra,  si nadie sabe no es un problema, pide a los niños que lean contigo lo  que dicen  las palabras teniendo sumo cuidado de no señalar sílabas de cada palabra sino la palabra completa.

5. Comienza la lectura asegurándote que los niños están cómodos y que podrás visualizarlos a todos/as y que  también entre ellos puedan interactuar cara a cara puede ser en un semicírculo o incluso puede ser fuera del aula al aire libre en el corredor o en el patio de la escuela en la sombra.

6. Debes primero mostrarles la portada del libro, preséntales al autor o autora no importa si el nombre es de origen francés o inglés o sin preocuparte si lo pronuncias bien, lo importante es que los niños sepan que hay alguien que escribió la historia y que es un autor o autora. Si está el nombre del ilustrador es bueno decirles también el nombre pues los niños verán imágenes y deben saber que hay alguien que las hizo.

Posiblemente te estés preguntando para qué debes presentar al autor o ilustrador o qué tan importante sea a esa edad de los niños, pero creo que es necesario promover la  cultura de conocer quienes son los autores de los textos sino seguiremos observando a estudiantes que aún en niveles superiores cuando se les pregunta de donde tomaron determinada información aunque parezca risible sólo se remiten a dar características del libro  como: es uno grueso de pasta café o es uno que tiene la fotografía de Cervantes o cualquier otra idea pero no saben quien es el autor o autora con el cual puedan fundamentar sus investigaciones bibliográficas.

7. Luego muéstrales la portada del libro y  pide hacer inferencias o anticipaciones a partir de ella por ejemplo puedes preguntarles:  ¿De qué creen que tratará la historia que voy a leerles? O  ¿Qué creen que ocurrirá en la historia? Y luego de oír la respuesta no olvides preguntar por qué cree eso pues los niños siempre tienen una fuente en la que basan sus respuestas. Estas preguntas de predicción o anticipaciones se hacen para motivar el desarrollo de su pensamiento y expresión oral, les damos la oportunidad que enuncien  lo que piensan anticipándose a los hechos además que les damos confianza y van perdiendo el temor a opinar.

8. Después debes hacer una caminata por el libro es decir, mostrar a los niños las páginas  para que puedan observar las ilustraciones; paralelamente puedes ir haciendo preguntas inferenciales  u  otras como por ejemplo ¿qué observan? si alguien dice que hay un niño triste o asustado puedes preguntarle ¿ por qué crees que está asustado? En la caminata por el libro no es necesario ir contando la historia debe hacerse en forma breve sólo para que los niños se motiven a escuchar lo que sucederá pero aprovechamos siempre para que los niños se expresen y  al hacer esto también logramos que el niño le de sentido a todo el texto.

9. Ahora es momento de comenzar a leer la historia. Generalmente observamos a maestros leer a sus alumnos en voz alta cometiendo varios errores que lejos de motivar a los niños con su mala práctica les coartan el placer y el gusto por la lectura por ejemplo: se ubican el libro frente a su rostro tapando sus labios de manera que se minimiza el volumen de la voz además que lee muy suave, sólo él ve el texto los niños sólo tienen oportunidad de escuchar , el maestro no hace inflexiones de voz, se equivoca al leer porque no ha leído previamente el texto, posiblemente lo escogió al azar, no se preocupa por saber si los niños lo están escuchando , si percibe que alguien está distraído comienza a llamar la atención y los que lo están escuchando él o ella no se percata si están comprendiendo lo que escuchan , al finalizar la lectura con suerte hará algunas preguntas trilladas como quiénes eran los personajes, y posiblemente otras puramente literales; para terminar el desolador cuadro les pedirá que hagan el dibujo o posiblemente los mismos niños se lo solicitarán ya que es parte de la rutina.

Veamos el cambio. ¿Cómo debe leerse en voz alta a los niños para que sea un momento de éxito? 1. Ubica el texto a una distancia que puedas leerlo tú como maestro pero que también los niños y niñas puedan ir viendo las ilustraciones 2. Previamente selecciona partes en la historia que de lugar a hacer predicciones con los  de esta manera estarán atentos y tú podrás saber si están escuchando pero sobre todo si están comprendiendo lo que escuchan. Además seguimos dando oportunidad de que los niños se expresen a medida que hacemos esas pausas en la lectura.

Debes hacer las respectivas inflexiones de voz, gestos y movimientos; si en la historia el personaje es una ancianita la que habla, debes modular la voz como anciana si alguien se asusta debes actuar como el personaje asustado o si se escucha un ruido simular ese ruido, la idea es resaltar las emociones, crear suspenso, leer las acciones como si las estuvieses viendo. En este momento de la lectura, en el que se hace predicciones o anticipaciones, el objetivo es motivar en los niños el desarrollo de su pensamiento y del lenguaje por ello, es importante el modelaje de la expresión oral y la claridad en las preguntas.

Si comparamos este proceso con el descrito anteriormente veremos una diferencia diametral. He tenido la oportunidad de ver en la práctica ambos casos y los resultados del impacto en los niños y niñas como en el de los maestros, es totalmente diferente. Cuando se hace la lectura en voz alta como el caso que acabamos de describir los niños se muestran todo el tiempo atentos, motivados, están desarrollando su comprensión y expresión oral, están familiarizándose con los libros,  se acercan al conocimiento inicial de las convenciones de la letra impresa y al concepto de palabra, a la estructura del idioma en fin las ventajas de este proceso son sustanciales ¿De qué se están perdiendo los niños y las niñas a los que no se les lee de esta forma? ¿De qué se están perdiendo los maestros /as que no lo practican?

10.  El aprendizaje de la lectura debe ir paralelamente al proceso de escritura. Mendoza Fillola en su Didáctica de la Lengua y la Literatura, plantea que la escritura es una habilidad que se alimenta del habla y de la lectura y que existe una estrecha relación entre la lectura y la expresión escrita, una lectura es el medio más útil para el perfeccionamiento de la expresión escrita. El arte de escribir es una prolongación de leer, no su reverso. Escribir es siempre materializar una lectura no sólo de palabras en los libros, sino también de otros signos, de sentimientos, de intuiciones. Américo Castro por su parte decía que la lectura es el estímulo mayor que nos hace escribir. En este sentido,    es necesario después de una lectura en voz alta realizar actividades que desarrollen la expresión escrita en nuestros estudiantes para ello el siguiente paso es aplicar la técnica de La Escritura Cotidiana de la siguiente manera:

11.  Ten en tu aula un cartel en el que diga “Podemos escribir sobre”: qué pensamos del cuento, una conexión a nuestra vida, una conexión con otro cuento, una conexión al mundo, un resumen o algo diferente. Cuando termines la lectura promueve un ejercicio de escritura aprovechando la historia. Ellos decidirán qué hacer según las opciones del cartel. Por ejemplo: En una ocasión hice una lectura en voz alta del cuento tradicional “La casita de Chocolate de los hermanos Grim. Cuando terminé la lectura les  conté una experiencia que tuve cuando tenía 9 años. Ocurre que por alguna razón mi familia tuvo que mudarse de casa por lo que también tenían que trasladarnos de escuela por la distancia que había, pero no pudieron hacerlo en el momento pues faltaba poco tiempo para que terminara el año escolar así que  teníamos que seguir asistiendo pese a la distancia que había desde nuestra nueva casa.

Recuerdo que el primer día de ir a la escuela después de mudarnos mi padre fue a dejarme en la motocicleta  y me dijo que iría por mí después de clases. Aún con esta indicación yo iba fijándome en los lugares que pasábamos pensando que si a mi padre se le olvidaba ir por mí posiblemente podría venirme sola. Me fijé que pasamos por edificio en construcción, por algunos colegios, almacenes en fin. Recuerdo que como iba pensando en voz alta mi padre todavía me recalcó que él iría por mí y que lo esperara a la salida. Cuando terminaron las clases de ese día lo que me temía sucedió. Salíamos a las 11:30 dieron las 11:45, las 12:00, las 12:30, entonces comencé a desesperarme y decidí irme sola a casa. Salí de la escuela y a medida que caminaba y me alejaba me daba cuenta que ninguno de los lugares que había visto cuando venía con mi padre se aparecía ante mis ojos. Todo me parecía extraño caminaba y caminaba sin saber donde andaba entonces ya no pude más y comencé a llorar por el camino.

Un hombre en una bicicleta con un uniforme para mí extraño se me acercó y me preguntó por qué lloraba le dije que estaba perdida; me preguntó desde qué horas andaba caminando por la calle le dije que desde las 12:30 se sorprendió pues eran cerca de las dos de la tarde Luego me preguntó si tenía hambre, con timidez le dije que sí. Se bajó de la bicicleta, me subió a ella y me llevó a una tienda. Me compró una gaseosa y pan. Luego me preguntó dónde estudiaba y preguntando preguntando, me llevó de nuevo a la escuela mientras saboreaba mi gaseosa y pan un poco más tranquila. Para mi sorpresa cuando llegamos a la escuela ahí estaba mi padre había llegado recientemente y estaba muy preocupado y molesto por no encontrarme; había tenido un serio problema y por esa razón no pudo llegar a la hora indicada pero nunca se imaginó que no me encontraría. Le dio las gracias a la persona que me llevó, luego me dio mi respectivo regaño y nos dirigimos a casa ya entrada la tarde. Cuando le contó todo a mi madre le dijo que me había perdido y que un sereno me había encontrado hasta entonces supe que el uniforme era de un sereno.

Bueno después de contarles a los maestros esta historia les expliqué que había hecho una conexión a mi vida con la historia de la casita de chocolate. En la historia hay dos niños a  los que su padre deja abandonados en un camino por no tener qué darles de comer, caminan, se pierden y luego se encuentran con una bruja , después de tantas travesías logran llegar a casa. Yo también me pierdo, mi padre no me abandona pero desobedezco, me encuentro con un sereno quien me da su ayuda y después de preocupaciones  por fin estoy en casa.

Después que haces una lectura en voz alta los niños pueden hacer una conexión a su vida escribiendo una experiencia que se relacione o parezca a los hechos que se dan en la historia, pueden escribir también una conexión a otro cuento,  por ejemplo me dijeron los maestros que conocían otro cuento llamado Hansel y Gretel que también trata la misma historia y así  otros cuentos cuya trama es parecida. Pueden hacer un resumen o simplemente escribir algo diferente. Lo importante es que los niños hagan una práctica de escritura relacionada o partir de la lectura que han escuchado así desarrollamos también la expresión escrita. Luego estos escritos sirven como insumo para observar sus alcances y dificultades  en las diferentes etapas de la escritura, puedes evaluar usando una rúbrica y seguir practicando con ejercicios de escritura que hagan avanzar a cada niño en particular. A este último paso con la aplicación de la escritura cotidiana es a lo que se le conoce como extender la lección.

 

Es conveniente también llevar un registro o listado de los libros que hayan leído en voz alta  y colocarlo de forma creativa en un lugar accesible en el aula.

Es provechoso enfatizar que en este momento en el que las niñas y niños se encuentran escribiendo, el rol del docente es apoyar individualmente a los estudiantes de acuerdo a sus dificultades para escribir algunas palabras o plasmar sus ideas. No es necesario atenderlos a todos en una sola práctica sino durante  todo el año  en los diferentes ejercicios de escritura que se realicen. Lo importante es que todos se sientan atendidos alguna vez. Tradicionalmente los docentes atienden más a los niños que no muestran mayor dificultad y descuidan a los que sí las tienen por lo que seguirán avanzando unos y estancándose otros.

A continuación te presento un ejemplo para que puedas desarrollarlo en tu práctica docente.

 

UN BESO EN MI MANO

Audrey Penn.

Para Stefanie Rebeca y Karen y todos aquellos niños que en cualquier parte del mundo que aman sentirse amados.

Chester Mapache se detuvo en las afueras del bosque y lloró.

_No quiero ir a la escuela- dijo a su madre.

-Quiero quedarme en casa contigo. Quiero jugar con mis amigos. Jugar con mis juguetes, leer mis libros y columpiarme en mi columpio. Por favor, ¿Puedo quedarme en casa contigo?

La señora mapache tomó a Chester de la mano y frotó su nariz contra la oreja de su hijo

A veces, todos tenemos que  hacer cosas que no queremos hacer-le dijo con suavidad.

Aunque  estas cosas nos parezcan extrañas o nos asusten en un principio. Pero la escuela te encantará una vez que comiences a ir.

-Harás nuevos amigos jugarás con nuevos juguetes. Leerás nuevos libros y te columpiarás en nuevos columpios. Además –agregó-, conozco un maravilloso secreto que hará que tus noches en la escuela sean tan cálidas y acogedoras como tus días en casa.

Chester secó sus lágrimas y la miró con interés -¿Un secreto? ¿Qué clase de secreto?

-Un secreto muy antiguo – dijo la señora mapache –Lo aprendí  de mi madre y ella lo aprendió de la suya. Se llama un beso en mi mano.

-¿Un beso en mi mano? -¿Qué es eso?

-Te mostraré- La señora Mapache tomó la mano izquierda de Chester y la abrió tomando sus pequeños dedos como si fuese un abanico .Se inclinó hacia delante y besó a Chester justo en medio de su palma.

Chester sintió que el beso de su madre se precipitaba de su mano y corría por su brazo hasta llegar a su corazón, incluso su suave máscara negra se estremeció con esa especial sensación de calidez.

La Ara Mapache sonrió- Ahora –dijo Chester- cuando te sientas solo y necesites un poco de cariño como el que recibes en casa sólo presiona tu mano , sobre tu mejilla y piensa “Mami te ama” Y ese mismo beso saltará hacia tu cara y te llenará de cálidos y acogedores pensamientos.

Tomó la mano de Chester y con mucho cuidado envolvió el beso con sus deditos- Ahora, deberás ser muy cuidadoso para que no se te pierda- bromeó,-Pero no te preocupes. Te prometo que cuando abras tu mano para lavar tus alimentos, el beso permanecerá allí pegado:

Chester amaba el Beso en su Mano: Ahora sabía que el amor de  su madre estaría junto a él dondequiera que él fuese, incluso en la escuela.

Esa noche, Chester se paró frente a su escuela y se quedó pensativo. De repente, se volvió hacia su madre y sonrió.

-Dame tu mano- le dijo

Chester tomó la mano de su madre entre las suyas y separó sus grandes dedos ya conocidos para él como si fuese un abanico. A continuación, se inclinó hacia delante y besó el centro de su mano.

La señora mapache vio a Chester corretear por la rama de un árbol y entrar a la escuela. Mientras el Búho ululaba indicando el comienzo del nuevo año escolar, la madre de Chester presionó su mano izquierda contra su mejilla y sonrió.

El calor del beso de Chester llenó su corazón con palabreas especiales.

-Chester te ama-murmuraba-Chester te ama.

 

PROCEDIMIENTO:

Lee atentamente el cuento “Un beso en mi mano” selecciona 4 o 5 palabras y escríbelas en tiras de cartulina como por ejemplo: “beso” “mano” “escuela” “miedo” , pide a los niños pasar a ubicarlas en la pizarra pregúntales si saben como dice en ellas, ya sea que sepan o no como dicen léelas con ellos señalando las palabras y no sílabas. A continuación diles que les leerás una interesante historia y pregúntales de creen que tratará  según las palabras que han leído en la pizarra. Debes dar oportunidad a los niños para que expresen sus predicciones pregúntales por qué creen eso. Después de haber tenido varias participaciones diles que el autor es Audrey  Penn y que tiene ilustraciones de Ruth Harper y Nancy Leak. Luego has una caminata por el libro,es decir, muéstrale a los niños y niñas las ilustraciones y has breves preguntas como ¿qué observan? Y si emiten algún juicio o valoración sobre algún personaje no te olvides preguntarle por qué cree eso. Continúa haciendo la lectura en voz alta haciendo predicciones. En este cuento las líneas que he se han trazado indican que puedes hacer ahí las anticipaciones preguntando por ejemplo en el orden respectivo: 1. ¿Qué crees que hará la mamá de Chester? ¿Lo dejará quedarse en casa? ¿Lo motivará  a ir a la escuela o lo obligará? 2. ¿Qué crees que responderá la madre de Chester? ¿Qué es ese secreto de un beso en mi mano’ 3. ¿Qué crees que va hacer Chester ahora? Recuerda que cada una de estas predicciones tiene como objetivo principal desarrollar en los niños su comprensión y expresión oral.

Al terminar esta lectura has la técnica de escritura cotidiana pide que hagan una conexión a la vida por ejemplo escribiendo una experiencia de su primer día en la escuela cómo se sintieron

o pueden escribir la historia de un cuento parecido sino simplemente algo diferente como la continuación de la historia u otra actividad de escritura que te lleve a extender la lección. Después pide a los niños y niñas compartir algunos de sus escritos y los demás puedes ubicarlos  en algún lugar del aula. Es importante dar a conocer las producciones de los niños y  en esa forma damos más importancia primero a lo escrito y después al dibujo y no al revés.

 

Entonces analizando la lección:

Para la técnica de lectura en voz alta y escritura cotidiana:

  1. Leer previamente la lectura antes de hacerlo frente a los niños y niñas
  2. Dividir el  texto en secciones lógicas donde se pueda hacer predicciones
  3. Los niños deben estar cómodos, donde puedan ver y escuchar
  4. Presentar el autor o la autora, el género y el ilustrador o ilustradora
  5. Usar la portada, las ilustraciones o el escenario, pedir las predicciones. Usar las ilustraciones para facilitar la construcción del significado del texto.
  6. Hacer la lectura, haciendo predicciones y utilizando la entonación , gestos y movimientos de la mano para enriquecerla
  7. Mantener un listado de todos los libros que se hayan leído en coz alta. Colocar los libros en lugar accesible.
  8. Realizar actividades para extender la lección. Escritura cotidiana.
  • Escoger una opción que ayude a la escritura: una conexión a la vida, a otro texto, un resumen, algo diferente.
  • Brindar apoyo y monitorear la escritura, trabajando con cada niño/a o en grupos pequeños
  • Presentar el trabajo en pleno
  • Utilizar los escritos de los estudiantes para identificar en qué etapa de lectoescritura están. En el libro Psicogénesis de la lengua escrita de la autora Mónica Szmigieielski, se presenta un novedoso conocimiento sobre los procesos de adquisición de la escritura y la lectura en la niñez, basados en investigaciones realizadas por Emilia Ferreiro en el marco de la psicología genética. Se presenta tres períodos en este proceso de construcción de la escritura: 1. Diferenciación Icónica –no icónica referida por ejemplo a la relación dibujo-escritura, imitación de la letra cursiva y otras ideas de los niños con respecto a la escritura en este período. 2. Diferenciación entre los ejes cuantitativos y cualitativos representado por las hipótesis de cantidad mínima y de cantidad intrafigural e interfigural en la que los niños y niñas piensan por ejemplo, que para cosas distintas se usan escrituras  diferentes hasta llegar a hipótesis silábica llamados momentos germinales de la escritura. 3. Fonetización de la escritura en la cual  se hace referencia a la hipótesis silábica alfabética,  los estudiantes asimilan los valores convencionales de la escritura progresando hasta la hipótesis alfabética propiamente dicha. Recomiendo la lectura de este interesante texto para comprender a los niños y niñas en es te proceso de adquisición de su escritura, hacer  buen uso del manejo del error y apoyarlos en ese “modo” en que aprenden a leer y a escribir.

CONCLUSIONES

Siguiendo este proceso, son muchos los beneficios de la práctica de la lectura en voz alta: se estimula la imaginación, se incrementa la capacidad de concentración, se mejora la comprensión oral, se nutre el desarrollo emocional, se establece conexión de lectura-escritura. Los maestros y maestras estimularán el interés por la lectura y escritura respondiendo a mil preguntas, reconociendo los esfuerzos de los niños y niñas por leer y escribir también luciendo los trabajos en áreas visibles para los niños.

Alrededor del mundo hay dos factores que dan resultados más exitosos : la frecuencia con que los docentes leen en voz alta a sus estudiantes y la frecuencia de la lectura independiente y por placer en la escuela y sólo se necesita de 15 minutos diarios para tener impacto en el desarrollo de la lectura en los niños es un proceso continuo no es necesario tener una hora de lectura determinada como se acostumbra en algunas instituciones en la que se sabe que tienen un horario establecido a la primera hora del día lunes por ejemplo o a la última hora del día viernes y todos los maestros están haciendo lo mismo en la institución. La práctica de lectura debe ser en todo momento que los niños están en la escuela en cada asignatura en cada actividad incluso las extracurriculares son momentos provechosos para la práctica de la lectura y escritura y de esa forma en todo tiempo estamos desarrollando competencias comunicativas en nuestros estudiantes.

Está demostrado que los alumnos que leen más, también leen mejor, tienen más éxito, y se quedan en la escuela más tiempo, aumentan su vocabulario además que cada lectura de un libro le agrega un poco más de significado a la historia por lo que es necesario e importante releer los libros varia veces.

En cuanto a la escritura cotidiana se fortalece la expresión escrita, el uso del código, el manejo del error y se atiende a la diversidad en el aula.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Ausbel M (1963), Psicología Educativa, 2º. Edición Ed. Trillos México

Mendoza Fillola ,et al. Didáctica de la Lengua y la Literatura.

MINED (2007), Lectoescritura Emergente Inicial. Módulo 3. San Salvador

Ramírez E. (1999), Expresar, comunicar, comprender. Ejes del aprendizaje inicial de la lectura y escritura.

Sami Mónica (2002) Psicogénesis de la Lengua Escrita. Ed.  Longseller, Buenos Aires.

 

Visto 2543 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Junio 2013 09:03
Uperspectiva

Uperspectiva es una revista semestral cuyos artículos presentan temas que ponen en relieve la Ciencia y Educación en una relación estrecha y determinante para el desarrollo de un país: la ciencia como factor de cambio social y la educación como el eslabón en la cadena entre el conocimiento y su aplicación en la realidad, así pues la ciencia produce conocimiento.

Los artículos de Uperspectiva están basados en investigaciones y experiencias educativas de los autores que enmarcan tres ejes principales: Tecnología, Investigación y Pedagogía.

La Universidad Pedagógica de El salvador espera que los artículos aquí publicados sean un aporte para contribuir a la formación académica de sus lectores.

“No hay duda que todo conocimiento empieza con la experiencia

Enmanuel Kant

Miembro de:                                                                                                                                                                                                 
UDUAL SDSN auprides-home  aualcpi                   insaforp-home      

Diagonal Dr. Arturo Romero y 25 Avenida Norte San Salvador. El Salvador                 icon-phone-direccion Teléfono:  (+503)2205-8100 icon-phone-direccion Fax: (+503) 2226-4486  icon-email-direccion Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.